Plantean punto de acuerdo para pedir al Ejecutivo estatal que asista a las mesas de seguridad

0

Guanajuato, Gto. – El diputado Ernesto Alejandro Prieto Gallardo presentó un punto de acuerdo para exhortar al Gobernador del Estado de Guanajuato, a fin de que acuda a todas y cada una de mesas de seguridad que se realizan en conjunto con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

Asimismo, para que implemente una estrategia efectiva para combatir la incidencia delictiva cumpliendo con su obligación constitucional de brindar seguridad a los guanajuatenses y dentro de dicha estrategia se contemple, con base en las estadísticas reales sobre los resultados en materia de seguridad, sobre la permanencia o remoción del titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y, a su vez, ejecute los trámites pertinentes para remover al Fiscal General del Estado de Guanajuato.

Lo anterior, debido al estado fallido actual, primordialmente por la nula acción de prevención de seguridad y procuración de justicia de los funcionarios mencionados.

Al dar lectura a las consideraciones del documento, el congresista Ernesto Alejandro Prieto Gallardo señaló que el gobernador del estado estaba obligado a brindar seguridad a las y los guanajuatenses.

Asimismo, indicó que los hechos violentos que tenían hundido a Guanajuato en la peor crisis de inseguridad se comparaban ya con aquellos acontecidos en la Guerra Cristera, porque los homicidios habían alcanzado un máximo histórico y no se veía una estrategia seria a nivel local que pudiera devolver esa tranquilidad a la ciudadanía.

Prieto Gallardo subrayó que por más que se quisiera culpar a la Federación de la mala estrategia de seguridad, lo cierto era que los delitos reportados eran del fuero común, y le correspondían y competían únicamente al Gobierno Estatal.

Mencionó que el gobierno federal había tendido la mano para combatir frontalmente el problema, buscando coordinarse con las autoridades estatales en materia de seguridad pero que el Ejecutivo estatal no había aceptado la ayuda ni había asistido a las mesas de seguridad que se realizan en conjunto con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno de México, y que seguían empeñado en decir que la culpa la tenía la Federación que no le brindaba ayuda.

Agregó que los números rojos en los que se encontraba Guanajuato eran alarmantes, que había ocupado las portadas en medios nacionales por los hechos violentos y que los testimonios gráficos mostraban que no había Estado de Derecho y que en la entidad se podía hacer lo que se quisiera y aterrorizar a la ciudadanía sin consecuencias, porque no había un mando real por parte del Poder Ejecutivo del Estado ni una coordinación contundente entre la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y la Fiscalía General de la entidad.

Prieto Gallardo manifestó que difícilmente se obtendrán resultados diferentes realizando las mismas acciones bajo el mando de los mismos personajes, los cuales habían demostrado su incapacidad en materia de seguridad y procuración de justicia.

“Lo que vivimos es un ambiente de inseguridad y caos total, donde el Gobernador se desentiende de los hechos violentos, pues en lugar de atender la emergencia que vivimos el fin de semana prefirió darle prioridad a dinámicas de conflicto con las autoridades federales, en contubernio con otros gobernadores no menos mal calificados por sus gobernados, esto demuestra su falta de empatía por todos aquellos que, gracias a su capricho e incapacidad de realizar los ajustes necesarios en las áreas de seguridad y procuración de justicia, han perdido a un ser amado, el cual, no es un número, es una persona”, subrayó el legislador.

También indicó que los datos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno de México mostraban a Guanajuato como la entidad con mayor número de homicidios dolosos de enero a abril de 2020 con una cifra de 1 mil 534 decesos, seguido del Estado de México con 982 casos. Asimismo, la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes en el mismo periodo señalaba que Guanajuato era el 2° estado con una tasa de 24.63 homicidios, cuando la media nacional era de 9.1.

Después de señalar que el estado contaba con un gobernador ausente, enfatizó que además parecía que gobernara un lugar muy distinto a lo que realmente era Guanajuato. “Señor Gobernador, si realmente existe ese compromiso con la ciudadanía, se le pide congruencia entre sus discursos y su actuar, el costo político y social de tener a figuras como Alvar Cabeza de Vaca y Carlos Zamarripa encabezando la seguridad pública y procuración de justicia es demasiado alto, y es a la ciudadanía a la que se le está cobrando la factura de la incapacidad de los antes mencionados”, dijo Prieto Gallardo.

El promovente solicitó el trámite de obvia resolución, el cual no fue aprobado y la propuesta se turnó a la Comisión de Seguridad Pública y Comunicaciones.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.