Estudiantes Guanajuatenses viajan al Himalaya a través de la tecnología

Guanajuato, Gto. 11 de octubre de 2021.- Como parte del proyecto “En el techo del mundo, la Investigación a gran Altura”, 192 estudiantes de educación básica de 12 municipios se conectaron en una transmisión directa con investigadores del laboratorio-observatorio Pirámide, ubicado a los pies de la ladera nepalesa del Everest.

La transmisión en vivo fue posible derivado de la coordinación entre El Instituto de Innovación, Ciencia y Emprendimiento para la Competitividad para el Estado de Guanajuato (IDEAGTO) y la Embajada de Italia en México, en colaboración con Cittá della Scienza en Italia y Universum, para estudiantes de México e Italia.

Eliane Guadalupe Villaseñor Tarín, alumna del segundo año de la Técnica 60, de Irapuato, estableció contacto con los investigadores y comentó, “para mi es algo muy importante interactuar con investigadores que están a miles de kilómetros y cuyo trabajo es esencial para conservar nuestro planeta”.

El laboratorio-observatorio Pirámide, está ubicado a 5.050 metros sobre el nivel del mar en el lado nepalés del Monte Everest; un lugar reconocido y apreciado por la investigación y el estudio de las ciencias de la tierra y del medio ambiente, la medicina y la fisiología, las ciencias antropológicas, las tecnologías ecoeficientes y los sistemas de manejo ambiental.

El objetivo de la actividad fue sensibilizar y promover entre la comunidad educativa el proceso de una participación cada vez más activa, en especial de la niñez y juventud, con respecto a la causa climática, así como en temas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

Emilia Giorgetti, científica de la embajada de Italia en México fue quien dio la bienvenida a estudiantes de escuelas primarias y secundarias de Guanajuato y Chiapas, Estados que participaron por México.

A través de la conexión vía Zoom, los estudiantes interactuaron de forma directa con María Teresa Melis y Francesco Dessi, investigadores que laboran en el lugar, a través de preguntas y cuestionamientos sobre el trabajo que realizan y su impacto en el planeta.

Dentro de los cuestionamientos que los estudiantes realizaron, destacan, ¿Cuál es la investigación más significativa que se ha realizado en el laboratorio?, ¿Cómo es la calidad de vida en el Himalaya?, ¿Cuánto tardan en llegar al laboratorio?, ¿Qué comen en la Pirámide?, ¿Cómo interactúan con sus familias?, ¿Cómo tratan los residuos que se generan?, ¿Cómo beneficia el trabajo de investigación, al planeta? entre otras.

Arlette Camila Rangel Carmona, alumna de la Secundaria Técnica 28, de la localidad de Cieneguilla del municipio de Victoria, dijo que, “al igual que mis compañeros disfruté del viaje, aprendí mucho sobre la pirámide, lo que más me gustó fue preguntarles a los científicos por qué decidieron instalar el centro de investigación en ese lugar y la respuesta fue que estar ahí, en un lugar sin contaminación, les permite analizar mejor los datos”.

Autoridades educativas y escolares coincidieron en que este tipo de actividades propician el fortalecimiento de la innovación, ciencia y tecnología que se trabaja en las escuelas, y de forma paralela, generan conciencia en la comunidad educativa para la aplicación de acciones tendientes a disminuir los efectos del cambio climático

Los comentarios están cerrados.