El Poder de las mujeres… Diputada Irma Leticia González Sánchez,

Guanajuato es un territorio con más de cinco millones de habitantes, más inhóspito para ellas que muchos otros estados de la república mexicana; al hostigamiento en los espacios públicos o el maltrato en el hogar hay que añadir una oleada de asesinatos, tipificados como feminicidios porque el sexo femenino de la víctima es lo que lleva a que sean perpetrados.

¿Minoría, las mujeres? No, en lo absoluto. Son más numerosas poblacionalmente que los machos de la especie humana. Pero comparten en su condición de ciudadanas sin derechos plenos y destinatarias de sempiternas vejaciones, esa misma categoría de “minorías” que le ha sido asignada a otros grupos segregados en nuestras sociedades.

Estamos hablando de hecho, del primerísimo de los problemas sociales en tanto que ellas, hay que repetirlo, son más de la mitad de todos los habitantes de esta entidad federativa. ¿No debería entonces ser la asignatura más apremiante del proceso civilizatorio y no tendría que ser la igualdad entre los géneros el fin último de cualquier proyecto del estado?

No hay segregación y avasallamiento nada más. Hay también violencia. Hay brutalidad, hay mujeres asesinadas, esposas golpeadas, hijas violadas, empleadas amenazadas y obreras y secretarias acosadas en un entorno que les es naturalmente hostil por la mera circunstancia de ser mujeres y nada más. Pregúntenle ustedes a cualquier profesionista femenina si puede andar tranquilamente por la calle luego de haber laborado horas suplementarias hasta el anochecer u observen simplemente el intimidatorio comportamiento de los rebaños de varones cuando una chica se les atraviesa en el camino.

Guanajuato un estado entre los más violentos del país, existe violencia en todas sus formas hacia la mujer, entre los ejecutores hay maridos, ex novios, violadores, tratantes… movidos por la barbarie.

Nuestra entidad, lamentablemente es un territorio toda vía más inhóspito para las mujeres que muchos otros estados, en el catálogo de ejecutores figuran maridos salvajes, y una galería de psicópatas movidos, unos y otros por una obscura barbarie. El número de asesinatos en Guanajuato, ha crecido exponencialmente en los últimos años, crecieron 26 % de homicidios dolosos, y con más casos de mujeres asesinadas: fueron asesinadas mil 42 mujeres en tres años, Guanajuato ocupa el primer lugar nacional de asesinatos de mujeres, sin embargo, la Fiscalía General del Estado solo catalogo 4 como femicidios y 49 como homicidios dolosos, pero estas cifras no reflejan una realidad que puede ser mucho peor, y hay también miles de mujeres desaparecidas cuya terrible suerte no queremos ni sospechar: ¿han sido brutalmente torturadas?, ¿las tienen prisioneras en algún lugar y las obligan a ser trabajadoras sexuales?, ¿son las esclavas de algún canalla poderoso?, ¿están muertas y sus restos se descomponen en algunas de esas tantas fosas clandestinas que se descubren a lo largo y ancho de esta entidad federativa? El horror señoras

y señores, la corrupción, impunidad y omisión de las autoridades, es lo que denuncian activistas que se han movilizado para exigir que todo esto se acabe y que las mujeres puedan vivir una vida libre sin violencia, en paz y tranquilidad en este estado de Guanajuato y que piden respuestas concretas a un tema tan preciso y delimitado como el de que el Gobierno del Estado con la más elemental de sus obligaciones a saber brindar seguridad a sus ciudadanos.

El Poder de las mujeres… Diputada Irma Leticia González Sánchez.

Los comentarios están cerrados.