ACTAS HISTÓRICAS DEL H. AYUNTAMIENTO DE IRAPUATO QUE DATAN DE 1915

0

 

Irapuato, Gto. 1 de Marzo del 2021.- Un libro con actas de sesión de Ayuntamiento con fecha de junio de 1915, sustituyó al acta de 1920 considerada como el documento más antiguo de este tipo, resguardado por el Archivo Histórico Municipal (AHMI).

José Luis Conejo, historiador de la dependencia, compartió que, como parte de los trabajos de ordenamiento, conservación y preservación de archivos, personal del área descubrió una caja con libros de Actas de Ayuntamiento de 1915 a 1919.

Entre los archivos, se descubrió el acta de sesión de Ayuntamiento más antigua, en la que quedaron registradas las actividades, propuestas y temas que los ediles de la época impulsaban para el desarrollo del municipio y la sana convivencia de sus pobladores.

“En la primera sesión que se tiene registrada, se menciona que una de las prioridades del Ayuntamiento es el fomento a la educación, no discuten ampliamente el tema, pero si dicen qué es lo más importante para ellos, es fomentar la educación para alcanzar los ideales que se habían propuesto en 1910”, comentó.

Algunas de las comisiones vigentes en ese año, eran las de Aguas, Bombas, Baños y Alumbrado Públicos; Hacienda; Salubridad, Abasto y Ornato; Instrucción Públicas y Relojes, Justicia, Policía y Beneficencia, Cárceles, Vehículos y Obras Públicas.

En el documento, se encuentra la propuesta de tarifas para la renta de coches, cuyo costo variaba desde 50 centavos a 2 pesos, según el tiempo y clase de vehículo que era identificado por una bandera azul para vehículos de primera clase y bandera roja para los automóviles de segunda clase.

Los días de Semana Santa o Mayor, días de fiesta nacional, de todos los santos, difuntos, de jueves a domingo, día del carnaval, así como los servicios realizado en horario de 10 de la noche a 5 de la mañana, causaban cuota doble.

También, se establecieron cuotas para regular el pago a cargadores, una actividad que los pobladores de la época realizaban con frecuencia, por ejemplo, la gratificación por bultos manuales del centro de la ciudad a la Estación de Ferrocarril no podía exceder de 25 centavos, y de 50 a 75 centavos por equipaje de mano desde la Estación del Tren al primer cuadro de la ciudad, entre otros.

Soldar focos del alumbrado a los soquets y colocar sellos en focos, fueron algunas de las propuestas de la época, para resolver el robo de lámparas del Alumbrado Público.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.