Revista Politica

“El mentiroso debe tener buena memoria.”

MENTIRAS

 

Lic. Francisco Sunderland Álvarez

No son pocas las películas y obras que se han difundido, en las que, alguno de los personajes señala: “No te atrevas a mentirle a un mentiroso, recuerda que soy político” y expresiones que giran alrededor de esa idea, sobran, como se puede apreciar en la magna obra de Nicolás Maquiavelo (1469-1527) que no ha dejado de tener una pasmosa presencia en la actividad humana, en especial, en la del servicio público: “El Príncipe”, cuyo título original era “De los Principados”.

Hoy día, las normas penales de todos los Estados y la Federación, tipifican, consideran como delito el hecho de hacer declaraciones falsas (mentir) ante autoridad competente y, a pesar de que el Código Civil lo previene y el Código Penal lo sanciona, es muy simple que los funcionarios públicos mientan, sobre todo si ven la descarada costumbre de mentir desde hace más de 18 años y que no pasa nada y que todo continúa como ese slogan de una conocida bebida alcohólica que señala: “… y sigue tan campante…”

Y, sobre este tópico, cabe recordar un pasaje de la obra “Los Miserables” que, como he señalado en no pocos de mis artículos, uno de los escritores, literatos y poetas que más me ha gustado leer, es Víctor Hugo quien, como poeta tiene ese poema titulado “Hombre y Mujer” (sublime) y, entre sus obras más famosas la citada “Los Miserables”, que es un retrato relatado de la condición humana (soberbia la obra).

En la parte I, del libro VII, capítulo I, Víctor Hugo, explicando las ideas que acerca de la mentira tenía aquella admirable religiosa (que presenta bajo el nombre de Sor Simplicia) y, precisamente para hacer más admirable aún su sacrificio al mentir por una buena causa, dice, gravemente, el autor:

“La mentira es lo absoluto del mal. Mentir poco, no es posible; el que miente, miente en toda la extensión de la mentira; la mentira es, precisamente, la forma del demonio. Satanás tiene dos nombres: se llama Satanás y se llama Mentira.”

¡Tajante! El autor no da margen para hacerse a un lado. Pero bueno, hay personas que tienen otros datos, otras informaciones o que generan desinformación o que mueven “el chayote” para salir adelante con las mentiras. Y que quede constancia que “el chayote” no se aplica solo a los periodistas sino también a los servidores públicos bajo distintos modos como: o conservan el trabajo o lo que por ética se niegan a hacer lo hará el sustituto; recibirán un aumento o ascenderán de puesto; se les concederá una beca al 100 %; etc., etc.

Y así, se comprenderá como es que Víctor Hugo compara a la mentira con Mammón (Mateo 6:19-21.24.) y que Anatole France dice que la mentira, en literatura, es lo que distingue al hombre de la bestia, concluyendo al cuestionar en la obra “Las siete mujeres de Barba Azul”: “¿Qué puede la verdad, desnuda y fría, contra las brillantes apariencias de la mentira?”

Al margen de esto pero dentro del tema, solo es cuestión de afinar pero, espero que la próxima semana no nos vayamos hasta CDMX para señalar las descaradas mentiras sino que las apreciemos mucho más cerca.

Universalmente les deseo, hoy y siempre, Salud, para que logremos nuestros objetivos en la vida. Fuerza, para que no nos desalentemos ante las adversidades y, Unión, para que no seamos divididos en nuestras convicciones. Prohibida su reproducción parcial o total. La copia o distribución no autorizada de este artículo por el autor y, en su caso, su correspondiente imagen, infringe los derechos de autor.

fsacomentarios@gmail.com